10 consejos para cuidar a los padres ancianos

El cuidado de los padres mayores en casa suele ser el primer paso en el plan de cuidados a largo plazo de una persona mayor. No sólo puede ser una forma de ahorrar dinero y permanecer en la comodidad del hogar, sino que permite esperar el momento en que los miembros de la familia evalúan lo que se necesita en términos de atención domiciliaria frente a la atención en un centro.

La mayoría de las veces, la responsabilidad de cuidar a los ancianos en casa recae en los hijos adultos.

Para algunos hijos adultos, esta mayor dependencia se produce justo cuando se jubilan y después de que sus propios hijos hayan abandonado el nido. Para otros -denominados «la generación sándwich»- comienza cuando todavía tienen hijos en casa. A este grupo se le llama «la generación sándwich», porque se encuentra entre dos generaciones de personas que dependen de ellos.

Cuidar a padres ancianos en casa

Sugerencias útiles para el cuidado de los padres mayores en casa

Los siguientes 10 consejos para cuidar a los padres en la vejez en casa son relevantes tanto para los nidos vacíos como para la generación sándwich. Pero hemos marcado algunos de ellos con ** para indicar que son imprescindibles para los que están atrapados en el medio.

1. Vigila el bienestar de tus padres**

Al principio, el cuidado de los padres mayores en casa puede ser tan sencillo como una llamada telefónica semanal o diaria, para comprobar y evaluar su conversación en busca de información sobre cómo están.

En muchos casos, esto no es suficiente. Las personas mayores que tienen problemas suelen ocultarlo mientras hablan por teléfono, a no ser que estén muy avanzadas en la demencia o el Alzheimer. En cualquier caso, se requiere una vigilancia física para evaluar el estado de las personas mayores que viven de forma independiente.

2. Consiga ayuda desde el principio

Cuidar de los padres en la vejez es una gran responsabilidad y se hace cada vez más difícil a medida que tus padres envejecen, ya que sus necesidades aumentan proporcionalmente con el paso del tiempo. Esperar a que se produzca una crisis dificulta la tarea de averiguar qué se necesita exactamente, con qué frecuencia, quién es el mejor para proporcionarlo, etc.

Implique a toda la familia inmediata. Ya sea proporcionando cuidados de relevo en días o momentos programados del año, contribuyendo a un fondo general para apoyar a los proveedores de cuidados profesionales en el hogar según sea necesario, o alguien que venga a limpiar la casa, debe ser un esfuerzo de equipo. Te agotarás si lo asumes todo en solitario.

3. Encuentre un proveedor de cuidados de relevo**

Habrá momentos en los que no podrás satisfacer las necesidades de tus padres:

  • Conducir
  • Planificación/preparación de comidas
  • Ayuda adicional en la casa
  • Hacer la colada o los recados
  • Visita al médico no planificada

Desde los torneos deportivos de fin de semana hasta las vacaciones anuales de la familia, también hay momentos en los que simplemente hay que salir. Trabajar con una agencia de asistencia domiciliaria con antelación le da la posibilidad de tener un cuidado de relevo listo cuando lo necesite.

4. Encuentre una forma de proporcionar comidas fáciles de preparar

Las personas mayores corren el riesgo de sufrir desnutrición. Hay múltiples razones para ello, pero una de las más importantes es que simplemente no tienen la resistencia/capacidad para comprar, preparar y hacer su propia comida. Esto hace que los ancianos sean más propensos a saltarse comidas y/o a comer alimentos procesados que carecen de valor nutricional.

Se debe garantizar que su ser querido tenga acceso regular a comidas sanas y nutritivas que se ajusten a cualquier restricción dietética.

5. Cuida de ti mismo**

Esto se relaciona con el axioma del avión de ponerse la máscara de oxígeno antes de atender las de los demás; sencillamente, no se puede cuidar a nadie si uno mismo está incapacitado.

Encuentra formas de alimentar tu cuerpo y tu espíritu para tener la energía, la resistencia y los recursos necesarios para ser un cuidador.

Por supuesto, está muy bien darse un masaje o ir al gimnasio durante una o dos horas, pero esas opciones no son prácticas para muchos cuidadores.

6. Mantenga a su padre activo y comprometido

Vivir de forma independiente es estupendo para los ancianos, pero no lo es si eso significa retirarse de su rutina diaria, antes activa y comprometida. Si no puede ayudar a su progenitor a acudir a las actividades sociales, religiosas y recreativas que solía disfrutar, contrate a un acompañante, un cuidador en Pimosa.gal o pida ayuda a otras personas de organizaciones afines para que le echen una mano.

7. Hacer que el hogar sea seguro y accesible**

Cualquier tipo de caída o lesión perjudica a los mayores que viven en casa. Por lo tanto, la seguridad es una prioridad absoluta a la hora de cuidar a los ancianos en casa.

Aunque pueden ser necesarias algunas modificaciones estructurales, la mayoría de los pasos necesarios para hacer que el hogar de una persona mayor sea seguro y accesible requieren unas habilidades mínimas de bricolaje y sólo un par de manos útiles.

8. Proporcionar acceso a un transporte seguro**

Después de perder la movilidad, la entrega de las llaves es probablemente la pérdida más traumática a la que se enfrentan las personas mayores, pero eso no es excusa para no moverse. Hay muchas opciones de transporte para personas mayores; sólo es necesario que investigue y se esfuerce por conseguir un plan de conducción segura.

9. Entender las obligaciones financieras y las opciones de asistencia

Al principio, el cuidado de los ancianos en casa puede parecer económicamente imposible. Sin embargo, hay múltiples recursos disponibles, y muchas personas aprenden que cuidar a los ancianos en casa no sólo es posible, sino que además no requiere ningún movimiento drástico, como sacar la cuenta de ahorros.

10. Programe consultas a domicilio con agencias locales de asistencia a domicilio

Las consultas y evaluaciones a domicilio son gratuitas y sin compromiso, y proporcionan una gran cantidad de información sobre la planificación de los cuidados a largo plazo, las finanzas, consejos útiles para los cuidadores… toda la gama. Además, después tendrá una gran idea de qué agencia es la mejor para su padre si llega el momento en que necesita ayuda externa.

Cómo encontrar el equilibrio mientras se cuida a los padres mayores

Cuidar a los ancianos en casa es una labor de amor. Tanto si tiene un estilo de vida ajetreado y una familia activa, como si tiene más tiempo para ofrecer a sus padres, lo más probable es que necesite ayuda y recursos en el camino.

Esta lista de 10 consejos para cuidar a los padres ancianos en casa debería ser un punto de partida para encontrar el equilibrio no sólo en su vida, sino también en la de sus padres.

Y si necesita ayuda para lo que sea no duden en ponerse en contacto con Pimosa.

Otras noticias en Pimosa.gal

¡COMPARTE!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en email